Para Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras, lo único que solucionará la crisis a nivel de producción es tener un sistema de trazabilidad de divisas, confiable y transparente que permita la planificación de bienes, servicios y materias primas que no se producen en Venezuela.

Martínez indicó que se encuentran esperando cuáles serán las limitaciones en la implementación del Dicom con este nuevo convenio número 38, “no tenemos grandes expectativas porque es la repetición de otros caminos que no realizaron el abordaje estructural y que alimentaron los capitales especulativos”, asegurando que este tipo de sistemas aprovechan las brechas y no benefician la producción nacional.

Hay un error de apreciación en el parámetro de asignación que utilizó el Gobierno para las empresas, “están tratando de homologar como si tuvieran la misma producción de bienes y servicios y los encadenamientos productivos como si tuvieran el mismo tamaño, la misma operación y la misma posibilidades”; para unas empresas serán suficientes y para otras serán una limitante, acotó.

Comentó que solo el desplazamiento de Bs.F 700 al límite inferior Bs.F 1800, representa una devaluación y un desplazamiento de la taza de cambios que tendrá un impacto en las estructuras de costos.

“Tenemos que unificar la tasa cambiaria para eliminar las distorsiones que están causando la multiplicidad de bandas”, puntualizó.

Pin It on Pinterest

Share This