El presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, en rueda de prensa desde la presentación de la nueva cámara de Comercio e Industria de El Vigía y Sur del Lago (Cavisur), habló sobre el diagnóstico que esperan las empresas para el año 2017, asegurando que están más comprometidas con el país, no solo por los grandes problemas de viabilidad y operatividad normal que sufren producto de la crisis más profunda que ha vivido Venezuela. “No tenemos buenas noticias ni buenas perspectivas hasta que el Gobierno realice el abordaje estructural necesario”, comentó.

Con respecto al aumento de la Unidad Tributaria de casi el 70 % anunciado el día de ayer por el Presidente de la República Nicolás Maduro, indicó que este tipo de anuncios generan problemas a nivel de ingresos y la inyección de dinero inorgánico que mantiene el Gobierno tiene por el piso el poder de compra de los venezolanos. 

Consideró que la nueva implementación del Cono monetario ha sido un “desastre” hay protocolos de seguridad y de implementación que se deben cumplir, “la planificación ha estado carente en su ejecución”, nadie entiende la ruta que ha tomado el Gobierno y los billetes no han llegado a todo el país.

Aseguró que las empresas formales se han visto realmente afectadas por los denominados “bachaqueros”, a consecuencia de que no se han normalizado los mecanismos de producción que necesita el país, “nadie especula con abundancia”. El problema que tenemos hoy por hoy se resuelve solo si el Estado promueve la producción de bienes y servicios hechos en Venezuela.

Cada vez que se aumentan estas variables salariales los sueldos van en caida libre  y continúan creciendo los costos del Estado, con un déficit fiscal que buscan cubrir con dinero inorgánico. En la medida que más aumente el salario nominal, se genera una aceleración de la inflación “tratando de controlar la economía han perdido el control”, puntualizó.

Pin It on Pinterest

Share This