El vicepresidente de Fedecámaras, Carlos Larrazabal, insistió este lunes en la necesidad de un cambio de modelo económico para que el país pueda salir de la crisis que atraviesa el país en esta materia, pues a su juicio la economía y la producción “van en declive”.

“La producción está afectada por todos los controles que tiene el Gobierno que sigue empeñado en perseguir a la empresa privada sin entender que la solución para acabar con esto que estamos viviendo es con mayor producción (…) se requiere un cambio de modelo profundo en el corto plazo para poder atender las necesidades de los venezolanos”, resaltó Larrazabal durante una entrevista en el programa Con Todo y Penzini. Larrazabal insistió en que la causa que llevó a Venezuela a llegar a la situación económica actual, es la ideología de este gobierno que a su juicio, no le permite aplicar el método apropiado para obtener soluciones.

“Las soluciones que busca el Gobierno son populistas porque ponen lo poítico por encima de lo económico, por eso es importante un cambio de modelo porque este Gobierno no va a solucionar nada”, reiteró Criticó que el Banco Central de Venezuela (BCV) no esté ofreciendo las cifras de inflación, porque esta acción no genera confianza para la inversión. Argumentó que la cifra de inflación es importante para que los actores económicos que hacen vida en el país pueda planificar en base a esos números.

En este contexto, insistió que se debe cambiar el modelo económico “para poder crear confianza, para que venga inversión pero en un modelo de libertades y no en un modelo de ataque (…) “Es importante que se deje de atacar la empresa privada, que al final afecta a los venezolanos”.

Por otra parte, el vicepresidente Larrazabal, desmontó la tesis del Gobierno sobre la crisis económico al asegurar que la economía venezolana comenzó a caer hace tres años. “Eso desmonta la tesis del Gobierno de que la crisis petrolera es lo que ha ocasionado la crisis,la crisis es producto del modelo económico”, recalcó.

Comentó que en el sector de petróleo la producción ha decaido en un 20 por ciento y mientras que la caída en el sector de manufactura está entre el 30 y 35 por ciento “eso no se ve nie en los países en guerra”.

Criticó que el Gobierno haya descuidado otros sectores de producción y se haya enfocado solo en la venta del petróleo. “De 830 mil trabajadores del campo que había en 1998 hoy en día hay 820 mil”.

Fuente: Globovisión 

Pin It on Pinterest

Share This