El presidente de Fedecámaras, Carlos Larrazábal, indicó que una vez más el Gobierno está aumentando el salario mínimo sin cumplir con las normas internacionales; sin aplicar un diálogo tripartito con trabajadores y empresarios, que permita la discusión de medidas económicas que logre con ese aumento salarial el beneficio de los venezolanos.

Reiteró que hasta que el Gobierno Nacional no aborde la crisis económica y tome políticas dirigidas a aumentar la producción, el efecto del aumento salarial será pernicioso. “Hoy en día las empresas tienen bajos niveles de inventarios y actividad económica y hasta que no se tengan medidas que incentiven la producción lo que hace es que la fuente de empleo se siga viendo afectada con el resultado de más negocios cerrados”, señaló.

Las empresas necesitan un flujo de caja positivo y con la falta de políticas económicas tenemos cada vez más inflación y los sueldos desviados de un salario mínimo digno, destacando que las bonificaciones de cestatickets son tres veces el salario, cosa que se aleja de lo establecido en las normas de la Organización Internacional de Trabajo.

Estos aumentos consecutivos reflejan un proceso de destrucción y un reconocimiento de lo nociva que es la ley de retroactividad de prestaciones sociales, que al final del día hacen que el salario se pulverice, expresó.

Larrazábal, insistió en que el poder adquisitivo del país se ha desmoronado por el mal manejo de la economía, por lo que, cualquier aumento salarial no resolverá los problemas y la crisis que aqueja a los venezolanos.

Pin It on Pinterest

Share This