El primer vicepresidente de Fedecámaras, Carlos Larrazabal, señaló que genera una gran preocupación los constantes cambios en el gabinete económico. Indicando que esto solo demuestra la profundización del socialismo y la radicalización. “Mientras no se entienda que hay que cambiar el modelo económico y fomentar la libre empresa, el emprendimiento, el comercio y que cada ciudadano se puede dedicar a la actividad económica de su preferencia no vamos a solventar el problema”, aseguró.

Sobre la gestión de Miguel Pérez Abad, como vicepresidente del Área Económica, expresó que se logró nivelar algunas estructuras de precios, pero que no se encuentran enmarcadas en una política económica. Pasamos la mayor devaluación de la economía venezolana en toda su historia de Bs 6,30 a Bs 645 por dólar. El modelo económico actual ha destruido la producción nacional, producimos el 35% del consumo nacional de arroz, se necesitan cambios de fondos que vayan a la solución del problema.

Dentro de las posibles soluciones mencionó que se debe implementar una liberación cambiaria, una política que recupere la confianza de los proveedores internacionales a “los que se le debe más de 12 mil millones de dólares en solo insumos y materia primas” y cambiar las políticas de controles excesivos establecidas por el Ejecutivo que asfixiaron a la empresa privada.

Con respecto al nombramiento de Carlos Farías como nuevo jefe de la cartera económica, añadió que “cuando fue viceministro de Industrias nunca se reunió con Conindustria”, este cambio representa más profundización del socialismo como política del Gobierno.

 “Hay una destrucción acelerada del aparato productivo nacional” se requiere cambios de fondos y llamó a una senda democrática para reactivar la economía a corto plazo.

Para finalizar puntualizó que las perspectivas para final de año no son alentadoras y ponen en evidencia a un Gobierno que no toma decisiones serias que saquen a los venezolanos de la grave crisis que vivimos.

Pin It on Pinterest

Share This