El presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, alertó que el pronóstico para el cierre de 2016 desde la perspectiva de la patronal es “catastrófico” y que el año 2017 ya se encuentra “comprometido” por lo que calificó “política erradas” del Gobierno nacional.

Martínez destacó que existe un proceso inflacionario muy agresivo en Venezuela y enumeró los factores que considera las razones de la situación: “El gobierno sigue manteniendo el problema: mantiene los controles, los funcionarios, sigue manteniendo el Plan de la Patria, que es el causante del desabastecimiento, empobrecimiento y crisis en la que estamos sumidos los venezolanos”.

“Pareciera que quieren apagar un incendio con una lata de gasolina”, dijo Martínez cuando se le preguntó su consideración sobre las medidas que ha tomado el Ejecutivo para sortear la crisis venezolana.

El presidente de Fedecámaras alertó que él empresariado privado está produciendo por debajo del 50% de su capacidad instalada como una consecuencia directa de los controles de divisas, regulación en los precios de productos y servicios y manejo gubernamental de las guías de distribución y movilización.

Las importaciones “nunca serán suficientes”
“El país depende en un 80% de las importaciones y ese fenómeno hay que revertirlo porque el país no produce las suficientes divisas para abastecerse única y exclusivamente de importación. Al invertir un dólar en la economía venezolana genera cuatro veces más que la cantidad de productos importados con ese mismo dólar”, aseguró el representante empresarial.

Además, señaló que la designación del gobernador del estado Táchira, José Vielma Mora, como el importador para las regiones fronterizas es un paleativo que se aleja del verdadero problema que es “abrir la frontera”.

“La consecuencia de esa medida es que personas no pueden pagar los altos precios de los productos importados. Lo que se tiene que hacer es reabrir la frontera con la visión adecuada, porque no se ha tratado la frontera colombo-venezolana con las condiciones que debe. Los ciudadanos son de “ambas naciones”, comentó.

Se revoca o se ratifica

Fedecámaras ve en el referéndum revocatorio planteado por la oposición una forma de hacer fluir la presión social y económica que vive Venezuela, haciendo que se exprese el pueblo venezolano:

“Es un mecanismo perfectamente válido porque está en la Constitución. Eso es para nosotros de vital importancia, que en la medida que el gobierno nacional, o el Estado y las instituciones políticas, todos tenemos la gran responsabilidad de permitir el respeto a la Constitución. Permitan (autoridades) al pueblo venezolano expresar su voluntad política expresada en el Referéndum para que fluya la normalidad de la población. Es una de las soluciones para evitar la conflictividad política”.

Fuente: Su Noticiero

Pin It on Pinterest

Share This