Este lunes en la ciudad de Maracaibo, se instaló la septuagésima tercera asamblea anual de Fedecámaras.

Francisco Martínez, presidente de FEDECAMARAS, aseguró que la ausencia de un diálogo social en el país y las erráticas políticas del Gobierno, nos han conducido a un escenario de grave conflictividad, que hoy arroja más de 110 días de protestas continuas en la calle, con venezolanos fallecidos, heridos y detenidos, de los cuales más del 80% son jóvenes que luchan por un futuro que no visualizan hoy en nuestro país.

Vivimos en un país con una severa crisis de abastecimiento, donde mueren ciudadanos por falta de medicamentos y donde la gente padece hambre por falta de alimentos, poniendo en riesgo el desarrollo intelectual de nuestros jóvenes y comprometiendo el futuro de toda una nación; un país en el que muchas empresas han tenido que cerrar sus puertas, generando la pérdida de miles de puestos de trabajo y el cierre de ventanas de libertad para nuestra gente.

Martínez aseguró que “los culpables de haber permitido que las cosas hayan llegado a este punto de emergencia, son única y exclusivamente los señores que forman parte de este Gobierno”. “Pasamos de ser una economía emergente a ser un país en emergencia”, sentenció.

En cuanto a la consulta popular, realizada este domingo, el presidente del gremio empresarial, afirmó que más de 7 millones de venezolanos quieren ser escuchados, consultados, respetados y tomados en cuenta, y demostraron su deseo de vivir en paz. “Basta ya de palabrerías que no conllevan a resultados concretos para todos los venezolanos”.

FEDECAMARAS seguirá oponiéndose firmemente a la visión ideológica, intransigente y anacrónica instaurada por el Gobierno Nacional como “solución” a los graves problemas que nos impiden avanzar como Nación.

El presidente de Fedecámaras considera que deberíamos catalogar la grave realidad que vive nuestro país como la “dictadura del fracaso”.

FEDECAMARAS presentará este martes un documento sobre “el entorno que necesitamos para crear empresas sostenibles”.
El empresariado debe ser considerado por un gobierno serio, como pilar fundamental para la producción nacional – de lo hecho en Venezuela – y por ende contribuye en la reducción al mínimo de los niveles de escasez hoy presentes en nuestro país. No tiene mucho sentido que el Gobierno siga contemplando a la empresa privada como su principal enemigo, pues seguiremos insistiendo en que somos parte de la solución de muchos de sus problemas.

En el acto de instalación se reconoció la labor de grandes personalidades que han puesto su granito de arena en pro del desarrollo de Venezuela. Pedro Penzini recibió el reconocimiento como “Comunicador del Año”; a los empresarios Bingen De Arbeloa y Carmelo Contreras se les otorgó la Orden al Desarrollo Regional “Ennio Manella” por su gran trayectoria empresarial. La empresa Molanca C.A. fue reconocida con el Reconocimiento “Don Eugenio Mendoza Goiticoa” por su programa de construcción de vivienda PROMEVIV. Caritas de Venezuela y el Centro Comunitario de Aprendizaje (Cecodap) fueron merecedores de un Reconocimiento Especial en Responsabilidad Social Empresarial.

Pin It on Pinterest

Share This