En la 73° asamblea anual de Fedecámaras que se realizó en la ciudad de Maracaibo, el presidente saliente de la Institución, Francisco Martínez, presentó las 17 condiciones necesarias para el desarrollo de empresas sostenibles. Según la OIT, crear ese entorno favorable requiere acciones en 4 contextos: económico, social, político-institucional y medioambiental.

Martínez aseguró que “la coyuntura nacional cada día luce peor, urge señalar y diagnosticar como estamos, para poder avanzar y e implementar las soluciones necesarias en estos momentos tan difíciles”.

Recordó que Venezuela en el ámbito económico tiene el peor desempeño macroeconómico de Latinoamérica. “Estamos en medio de una larga y profunda recesión, desde 2014 hasta el día de hoy, la caída trimestral del producto interno bruto se ha ido incrementando”. Según el FMI, hasta el 2016 la caída acumulada del PIB fue de 26%, es decir, la peor de toda nuestra historia contemporánea y desde el año 2013 el valor de producción por persona ha retrocedido hasta niveles de la década de los 90.

Se estima según organismos internacionales que al cierre de este año la inflación se ubicará en un 1133%, convirtiéndose en la peor del mundo. Llevamos cuatro años consecutivos con reducción de exportaciones e importaciones, afectando la disponibilidad de insumos y bienes. Las estimaciones de ENCOVI señalan que, para finales del año 2016, 8 de cada 10 hogares se encontraban en situación de pobreza.

Antes este panorama tan sombrío, Francisco Martínez afirmó que “los empresarios tenemos que plantear no solo nuestro absoluto rechazo a esta realidad, sino soluciones que permitan que salgamos de la grave situación en la que estamos. El país tiene los recursos, el talento necesario y por sobre todo las ganas de recuperarnos y crecer. Podemos avizorar un futuro próspero si logramos frenar el deterioro de nuestra economía. No podemos permitir que los venezolanos, y en especial los más pobres sigan perdiendo su calidad de vida”.

“Como empresarios, estamos convencidos y dispuestos a hacer lo que sea necesario para generar empleos dignos, producir los bienes y servicios que necesita la población y sustentar el aumento permanente de nuestra calidad de vida”, dijo el líder gremial.

El sector empresarial una vez más, reitera que el éxito de los países se logra trabajando entre todos: Gobierno, empresarios, sindicatos y la gente.

El país necesita desarrollar las condiciones para que crezcan empresas sostenibles. Sin una actividad económica robusta mal se puede lograr la mejora de las condiciones de vida de la población. La OIT ha tomado la iniciativa de identificar cuáles son las condiciones que los países de América Latina deben garantizar para el desarrollo de empresas sostenibles. La organización encuentra que se deben cultivar 17 condiciones para el desarrollo de empresas sostenibles a saber:

1. Paz y estabilidad política: una condición previa y básica para impulsar la constitución y el crecimiento de empresas sostenibles.
2. Buena gobernanza: incluyendo la transparencia y medidas eficaces en la lucha contra la corrupción por parte de instituciones políticas, públicas y privadas.
3. Diálogo social: especialmente para la libertad sindical y de asociación, y para el derecho de negociación colectiva.
4. Respeto de los DDHH universales y de las normas internacionales del trabajo: estas normas incluyen la libertad sindical y la negociación colectiva; la abolición del trabajo infantil; el trabajo forzoso; entre otros.
5. Cultura empresarial: con base en el reconocimiento de la función clave que cumplen las empresas en el desarrollo, insiste en el apoyo (tanto público como privado) a la iniciativa empresarial.
6. Política macroeconómica estable y buena gestión de la economía: que equilibre los objetivos de crear más empleos, combatir la inflación, y prever políticas que estimulen la inversión productiva en el largo plazo.
7. Comercio e integración económica sostenible: la eficiencia en los procesos de integración económica trae consigo efectos positivos sobre el nivel de empleo.
8. Entorno jurídico y reglamentario propicio: las regulaciones bien concebidas, transparentes y responsables, son buenas para los mercados y la sociedad, pues facilitan la formalización e impulsan la competitividad.
9. Estado de derecho y garantía de los derechos de propiedad: comprende un sistema jurídico formal y eficaz que garantice que los contratos se respetan y se cumplen.
10. Competencia leal: se necesitan normas claras y estables sobre la competencia, que incluyan el respeto universal de las normas laborales y sociales y eliminar las prácticas anticompetitivas.
11. Acceso a los servicios financieros: tener acceso al crédito, al arrendamiento financiero, a los fondos de capital de riesgo, entre otros.
12. Infraestructura material: acceso seguro y asequible al agua y a la energía, y a los sectores de actividad auxiliares (como proveedores de servicios y fabricantes de maquinarias).
13. Tecnologías de la información y la comunicación: facilitar el acceso a la tecnología de banda ancha, pues es de suma importancia para los países y empresas.
14. Educación, formación y aprendizaje permanente: desarrollar fuerza de trabajo calificada y el aumento de las capacidades humanas a partir de sistemas de educación, formación y aprendizaje permanente de alta calidad.
15. Justicia e inclusión social: se requieren políticas claramente definidas con miras a la justicia, la inclusión y la igualdad de oportunidades.
16. Protección social adecuada: adoptar un modelo de seguridad social universal sostenible que proporcione acceso a servicios esenciales (salud, prestaciones de desempleo, protección de la maternidad y pensiones).
17. Gestión responsable del medio ambiente: utilizar incentivos fiscales y otras regulaciones para promover pautas de consumo y producción que sean compatibles con las exigencias del desarrollo sostenible.

El sector gremial empresarial sigue haciendo aportes para la discusión en el país, asegurando que hoy más que nunca están comprometidos con el desarrollo de una economía fuerte, estable, productiva e innovadora, capaz de sostener el bienestar de los hogares, hoy y en el futuro.

Pin It on Pinterest

Share This