En la 74° Asamblea Anual de Fedecámaras, “Superando Desafíos”, Marino González, profesor de políticas públicas de la Universidad Simón Bolívar, estuvo a cargo del análisis social y los desafíos que tiene el país en este aspecto.

“La población venezolana está en una situación de shock. Los elementos sociales, políticos, económicos y organizacionales son múltiples y eso hace que el desafío sea más complejo”, explicó González.

El experto afirmó que “el daño para la sociedad crece todos los días y en muchas ocasiones no se sabe interpretar. El daño es una variable que depende del Gobierno, pero también de la población”.

Haciendo un análisis de América Latina, el especialista recalcó que Venezuela tiene posibilidades de recuperar su economía y sociedad con la unión de todos los factores y “evidentemente con un cambió en las políticas públicas”.

“Chile fue uno de los países con el índice más alto de mortalidad infantil, pero si vemos como cambió esa estadística. Sabemos que es posible recuperar el país anhelado”, expuso el profesor Marino González.

Finalmente, González manifestó que Venezuela debe tomar medidas para ser el país más diversificado de América del Sur para el año 2030.

“Hay que preservar recursos humanos, mercados, alianzas y redes para tener incidencia en la región. Cada profesional que abandona el país, es una pérdida de conocimiento fundamental para el desarrollo de la nación. Tenemos que hacer más cosas en menos tiempo para ser globales y nivelarnos con el resto de los países”, expresó el especialista en políticas públicas.

Desafíos económicos

Para la economista y directora de Síntesis Financiera, Tamara Herrera, el camino recorrido para llegar a esta “hiperinflación crónica” fue “el fracaso del modelo actual.

“Venezuela ha tenido control de cambio durante quince años, control de precios, subsidios indirectos por la condición de rentistas, el propósito de la subordinación del Banco Central de Venezuela y hay una política clara de no rendición de cuentas”, explicó la economista.

Herrera aseguró que la sobrevaloración de la moneda es una forma de “aniquilar el aparato productivo del país” y eso es lo que ha venido ocurriendo en Venezuela durante los últimos años.

“Con estas condiciones en las que el Estado promueve la improductividad de las empresas, no se puede salir de la crisis. No hay disposición de los políticos de culturizar a la población sobre los bajos precios de los servicios públicos, lo que genera una situación de inoperancia creciente”, dijo Herrera.

La especialista en materia económica afirmó que Venezuela enfrenta una situación realmente compleja que no se va a solucionar a menos que exista una rectificación en las políticas públicas.

“Me atrevo a decir que la inflación actual del país es de 6 dígitos altos. No es ser pesimista, pero si no se ve ninguna señal de cambio vamos rumbo a Zimbabue 2018”, analizó Herrera.

Para la economista, el desafío económico, social y empresarial es moverse con mucha agilidad para cuidar las finanzas ante esta creciente inflación y tener un nuevo credo nacional: “un plan de estabilización”.

Pin It on Pinterest

Share This