El presidente de Fedecámaras, Carlos Larrazábal, aseguró que los “precios acordados” para 25 productos fueron casi todos impuestos por el Gobierno y omitieron los costos de producción.

“Los precios no son acordados en su mayoría”, dijo Larrazábal durante una entrevista con la emisora Unión Radio, en la que criticó que el Ejecutivo no haya invitado a las agrupaciones tradicionales de empresarios a las reuniones con el gabinete económico.

Explicó que varios de los productos ahora regulados no fueron consultados con las empresas que los hacen y que el presidente Nicolás Maduro se reunió solo “con un grupo pequeño de productores, que no son las cámaras que representan a todo el universo” del sector en Venezuela.

“Había representación de algunas empresas de ellos, pero hay una gran cantidad de productos que no están ni siquiera cubriendo los costos de sus materias primas“, dijo.

El empresario llamó la atención sobre la carne de res, cuyo precio fijado por kilo es de 90 bolívares soberanos y, para determinarlo, no se incluyó a ningún miembro de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga) en la toma de esta decisión ni a “ninguno de los productores de la carne”.

“Las empresas están en fuerte preocupación en los actuales momentos, sobre todo las que no fueron consultadas” aseveró tras considerar que los productores manifiestan un “rechazo de entrada” a estos controles de precios “dañinos“.

Larrazábal subrayó que hay casos en los que los nuevos precios “ni siquiera cubren el costo de las materias primas” y advirtió que esto puede traer como consecuencia la “desaparición de productos” ya escasos.

Con información de Unión Radio y Efecto Cocuyo

Pin It on Pinterest

Share This