La compleja crisis que afecta a la sociedad venezolana alcanza también a los sectores productivos del país. Las áreas comerciales, agrupadas en Fedecámaras apuestan por la unidad y confían en la unión de factores, para buscar un cambio político, económico y social.

El presidente de Fedecámaras describió el modelo económico actual cómo “un modelo que controla precios, divisas, que maneja la economía con mucha irresponsabilidad y que aumenta la liquidez monetaria, lo que causa la hiperinflación”.

“Tenemos una caída de 56% del PIB del país en los últimos 4 años, es decir, la suma de todos los bienes y servicios, fabricados en Venezuela, ha caído un 56%, debido, fundamentalmente, a la aplicación del modelo socialista del siglo XXI que ha destruido la producción nacional”, aseguró Carlos Larrazábal.

El líder gremial describió la actualidad del sector privado cómo “prácticamente paralizado y muy vulnerable”. Detalló que trabaja a un “23 o 25 % de su capacidad instalada”. Ratificó que lo que garantizaría un giro positivo, en la debacle económica, es la instalación de “políticas públicas que permitan el aumento de la producción y cobertura de la demanda”, para atender los problemas de abastecimiento.

“Si en Venezuela se toman las medidas correctas y se maneja la economía de forma responsable, podemos salir relativamente rápido. Pero, para eso hace falta un cambio político, económico y social profundo, dónde se permitan las libertades individuales, el Estado no persiga, dónde se tengan separación de poderes…” puntualizó el presidente de Fedecámaras.

Con información de Punto de Corte

 

Pin It on Pinterest

Share This