La sociedad venezolana enfrenta enormes retos económicos en la actualidad, porque no logra satisfacer sus necesidades básicas y no está actualizada con los cambios que están surgiendo en los países petroleros, aseguró el presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, durante el acto de clausura de la LXXII Asamblea Anual, que se celebró en Caracas, bajo el lema “Construyendo País y Futuro”.-.

Advierte que el fin de la era petrolera está más cerca de lo que se cree, por lo que el sector empresarial debe propiciar una rápida reactivación de su aparato productivo.
Precisó que este escenario precario y pobre de la economía se originó en políticas gubernamentales equivocadas que hicieron a Venezuela aún más dependiente de sus hidrocarburos.

Ante esta situación, el organismo empresarial recomienda al Gobierno nacional: crear urgentemente un mercado cambiario para el acceso de divisas que permitan comprar bienes de capital e insumos para la producción; rendir cuentas públicamente de las asignaciones en los mercados de divisas gubernamentales; derogar la Ley Orgánica de Precios Justos que deja en manos del Estado la decisión unilateral de colocar precios a los bienes de consumo; implementar un programa integral de combate contra la inflación; renegociar la deuda externa venezolana; y abrir un corredor humanitario para recibir alimentos y medicinas que tanta falta hacen a las familias.

Afirmó que estas medidas aliviarán la crisis y estimularán las capacidades creativas de la población para hacer frente a la escasez, agregando que esta política integral de cambio económico, debe ir acompaña de proyectos de infraestructura y recapacitación de los talentos en las organizaciones para abandonar la dependencia petrolera y diversificar la economía.

Ratificó que Fedecámaras es un factor fundamental de la vida económica nacional y, por eso, denuncia el profundo deterioro de las condiciones sociales de vida y también propone medidas macroeconómicas para corregir las distorsiones fiscales, monetarias y administrativas culpables de los problemas el país.

Martínez destacó la realización de un Conversatorio, con participación de Empleadores, sector Laboral, Universidades, Asamblea Nacional, Iglesia Católica donde se evaluó los aportes que estos sectores pueden hacer para superar la crisis.

Soluciones están sobre la mesa

Destacó que luego de escuchar la fórmula de cómo los peruanos superaron la crisis económica, es evidente que las soluciones están sobre la mesa y solo hay que aplicarlas.

– Lo que necesitamos es un gobierno que rectifique, que realmente tome un rumbo diferentes, pero ya están hechos los planteamientos que aspiramos que en algún momento el Gobierno Nacional escuche al empresariado con todas las propuestas que se han formulado el día de hoy-.

Por otra parte señaló que las expectativas para el segundo semestre no van a ser muy buenas, ya que no se han tomado las medidas estructurales que aborden los problemas de raíz, de allí que la tendencia es a seguir empeorando, advirtiendo que mientras las empresas no tengan la posibilidad de acceder a las materias primas, insumos intermedios, repuestos y maquinarias para la producción, va a resultar dificil restablecer los inventarios en los anaqueles.

Advierte que uno de los más graves problemas es el nivel de confrontación que hoy existe a nivel político, los tiempos políticos van a ser arrebatados por los tiempos económicos.

-Las medidas urgentes y necesarias hay que tomarlas para el abordaje de la crisis, y no tienen nada que ver con la diatriba política. Ojalá que esto pueda restablecer el equilibrio de poderes, que ambas tendencias políticas que existen en el país puedan sopesar este modelo de país, de manera que nosotros, el resto de los sectores productivos podamos contribuir con nuestros aportes, para mejorar las relaciones entre el sector público y el sector privado en todo lo que tiene que ver en pro del desarrollo del país y de todos los venezolanos-, señaló Martínez.

Fuente: El Impulso

Pin It on Pinterest

Share This