La Cámara de Comercio e Industrias del estado Bolívar realizó este miércoles una conferencia con los empresarios de la ciudad y el presidente de Fedecámaras, para visualizar el panorama económico del país en este 2016.

El presidente de la asociación civil, Francisco Martínez, explicó que las medidas económicas anunciadas por el presidente de la República, Nicolás Maduro, son analizadas por el ente gremial. A su vez, reconoce y valora el avance del Gobierno “en ir a una dirección un tanto diferente y tratar de reconocer la crisis”.

“Vemos un cambio, pero siguen anclados en una retórica del discurso de la guerra económica, la cual no entendemos, porque además es falsa y eso no genera valor agregado a la solución del problema (…) Reitero que el Gobierno intenta de una forma muy leve y tímida un abordaje distinto en el tema económico”, dijo el presidente de Fedecámaras.

Martínez aseguró que las medidas dictadas por el mandatario son incompletas para la gravedad de la crisis.

Destacó que Venezuela necesita un abordaje que sea sistemático y estructural y que este vaya acompañado de una serie de pasos y no con medidas aisladas.

Con relación al tema del régimen cambiario, declaró que el Estado debe abordarlo con seriedad, ya que los empresarios necesitan un sistema confiable, transparente y fluido para que las compañías planifiquen la adquisición de materia prima.

Racionamiento eléctrico

Apuntó que el tema del racionamiento eléctrico genera distorsión y no solo a nivel operativo, sino a nivel del beneficio de la satisfacción de la demanda de los consumidores.

También aseveró que esta acción afecta los ingresos de las empresas y al personal de trabajo.

“El tema eléctrico es un problema estructural que no ha sido abordado con la seriedad y eficiencia que el Gobierno nacional ha debido trabajarlo (…) Sabemos que no es un problema de ahora, pero desde hace años se ha hablado que hay que invertir en el sector eléctrico para evitar esta situación”.

Acotó que el pueblo y los empresarios no quieren ver planes de racionamiento, porque esto afecta a todos los venezolanos. En cambio, piden ver un plan que ataque el problema estructural.

“El punto eléctrico es muy complejo y cuando hablamos de ese sector tenemos que incluir la generación, el sistema de interconexión y el sistema de distribución. Son tres negocios con complejidades grandes y el Ejecutivo insistió en meter todas las operaciones en una sola corporación”. Según él, como consecuencia, ha traído corrupción, ineficiencia y control, resultados que hacen que los ciudadanos no gocen de un buen servicio.

Atacar las causas

Los voceros de la Cámara de Comercio resaltaron que Ciudad Bolívar no se ve tan afectada con la medida de racionamiento, ya que no cuentan con centros comerciales grandes, pero aún así, acatan la acción. Ahora, el municipio Caroní sí resulta perjudicado por la cantidad de centros, lo que ha generado varias protestas en los últimos días.

Fedecámaras apoya la propuesta de trabajar en un horario corrido entre 12:00 del mediodía y 7:00 de la noche. Por otro lado, Martínez también mencionó que el aumento del sueldo es algo que “por ahora, entiéndase uno o dos meses, podrá apalear la situación, pero mientras no se ataque la causa del problema en el país, la inflación seguirá avanzando y es por eso que insisto en que hay que cambiar el modelo económico, porque no funciona, porque no es el correcto, porque simplemente no aplica y sus resultados no han sido nada buenos”.

Afirmó que muchas empresas, como las pequeñas y medianas, serán las más afectadas. Por último, explicó que el aumento de la gasolina es algo que ha generado mucha polémica en el país: unos los aceptan otros no.

Su preocupación es “para dónde irán los recursos, han dicho para un fondo, pero qué fondo, quién administrará ese fondo, es algo que nos genera un signo de interrogación bien grande”, sentenció.

(24-02-2016)

Fuente: Primicia

Pin It on Pinterest

Share This