El presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, aseguró que el ajuste realizado por el Gobierno al salario mínimo es una medida aislada que continuará disminuyendo el poder adquisitivo del venezolano.

Martínez señaló que el incremento fue inconsulto e indicó que las empresas deben asumir los costos de este ajuste con inventarios bajos y ventas disminuidas por la situación económica.

El presidente de Fedecámaras exhortó al Ejecutivo Nacional, en alusión al caso de Empresas Polar, a cesar los constantes ataques contra el empresariado venezolano.

(02-05-2016)

Fuente: Globovisión

Pin It on Pinterest

Share This