Durante su intervención en la Comisión de Normas de la 107 Conferencia internacional del trabajo de la OIT en Ginebra-Suiza, la Dirigente sindical Marcela Maspero denuncio que la distorsión que ha sufrido el horario de la jornada laboral en Venezuela debido a la crisis económica, puede tener graves consecuencias para la salud física y mental y el bienestar de los trabajadores, así como para su seguridad en el trabajo.

Nota de Prensa

Del mismo modo califico como una extraña paradoja el hecho de que los trabajadores venezolanos emigren masivamente a países vecinos, con jornadas laborales más extensas lo que a su juicio además considera como un fracaso del Gobierno en la aplicación de la legislación de la jornada laboral.

Adicionalmente se mantuvo una reunión con el Director General de la OIT Guy Ryder donde el Presidente de la Alternativa Democrática Sindical de las Américas (ADS) Julio Roberto Gómez manifestó su preocupación por el tema de Venezuela y para que se agilice todo lo referente a la Comisión de Encuesta designada por la OIT para frenar la violación flagrante que viven los trabajadores venezolanos.

“…En medio de la más profunda crisis económica y social de la que jamás se tenga memoria, en Venezuela la jornada laboral ha tenido que sufrir una reingeniería del horario de trabajo; A la mayoría de los trabajadores de la administración pública y del sector privado el salario no le alcanza ni para el pasaje, lo que lo ha llevado a proponer turnos para cumplir con sus obligaciones. Las horas de trabajo legisladas se han distorsionado. Los trabajadores se ven forzados a utilizar los dos días de descanso establecidas en la ley en otras actividades para compensar el bajo poder adquisitivo del salario pulverizado por la hiperinflación”, Acotola Dirigente sindical.

Pin It on Pinterest

Share This