ICG Consultores, en su más reciente informe revela la rentabilidad del sistema bancario durante el segundo semestre de este año. El “resultado neto del acumulado entre junio y septiembre de 2016 fue de 61.932 millones de bolívares, lo que representa un incremento de 65,04% con respecto al mismo período de 2015”.

Mientras tanto, observa que “la cartera de créditos bruta se ubicó en 4,3 billones de bolívares en septiembre de 2016, aumentando en 6.397 millones de bolívares (93,4%) con respecto al cierre de diciembre de 2015”. Por su parte, “los créditos vencidos se ubicaron en 13.246 millones de bolívares, mientras que los créditos en litigio alcanzaron los 323 millones de bolívares”.

Explica el documento que esta circunstancia “llevó a que la morosidad se ubicara en 0,31%”. Y destaca que aunque se tuvo un alza en este indicador con respecto al cierre de 2015 la morosidad sigue en sus niveles históricos más bajos.

No obstante, la firma sugiere hacer un “seguimiento especial a este indicador, principalmente a los créditos al consumo”.

Disponibilidad

Advierte que “las disponibilidades del sistema bancario se ubicaron, al cierre de septiembre de 2016, en Bs 2,3 billones”.

La firma sostiene que “si se comparan estas disponibilidades con el cierre de diciembre de 2015, se puede observar que tuvieron un crecimiento de 1,1 billones de bolívares, lo que significa una variación del 96,18%, mientras que si se compara con septiembre de 2015, este crecimiento fue de 1,4 billones de bolívares”.

Por su parte, indica el estudio financiero, “las captaciones se ubicaron en 7,1 billones de bolívares, con un aumento de 2,9 billones de bolívares (69,05%) con respecto a diciembre de 2015 y 3,686 billones de bolívares (107,77%) con respecto a septiembre de 2015, lo que representa una variación porcentual menor a la de las disponibilidades”.

Este resultado, apunta la consultora, “llevó a que el indicador de liquidez Disponibilidades/Captaciones pasara de 26,05% a 33,45%, mejorando así la posición de liquidez del sistema bancario”.

Signos de atención

Los primeros ocho meses del año, el crecimiento interanual de la liquidez monetaria se había mantenido estable, a un ritmo aproximado de 103%. Sin embargo, refiere el análisis, durante el mes de septiembre, la “tasa de crecimiento interanual de la liquidez monetaria fue de 118%, lo que genera preocupación en la banca sobre un aumento en los niveles estimados de inflación”.

Según la consultora, ese comportamiento “representa un gran reto” para las entidades financieras, ya que “al tener las tasas de interés controladas, es difícil ajustarse a la realidad económica del país debido a que el aumento en los costos no puede ser mitigado por un alza proporcional en los ingresos”.

Explica el documento que este desempeño se convierte en un desafío para el sector bancario, por cuanto “al tener las tasas de interés controladas, es difícil ajustarse a la realidad económica del país debido a que el aumento en los costos no puede ser mitigado por un incremento proporcional en los ingresos”.

Este indicador, adiciona ICG Consultores, acarrea para la banca “una mayor dificultad a los fines de mantener los niveles de capitalización requeridos por ley, ya que se dificulta la reinversión de utilidades, provocando una contracción en términos reales de la cartera de créditos”.

Fuente: El Universal

Pin It on Pinterest

Share This