“Cuando uno tiene la oportunidad de conocer a hombres tan grandes como Don Concho, realmente no tiene palabras como describirlos, pero hablar de él es hablar del desarrollo agrícola del país, de una visión de futuro, de la Venezuela productiva y pujante por la cual siempre trabajó”.

Con esas palabras inició su discurso, Francisco Martínez, presidente nacional de Fedecamaras, durante el homenaje póstumo realizado por esta organización -junto a la Asociación Nacional de Cultivadores Agrícolas (Anca)- al líder gremial Don Concepción Quijada, fallecido en noviembre del año pasado.

En el evento, realizado en el salón “Concho Quijada” de Anca, se dieron cita diferentes personalidades del ámbito agrícola y empresarial, no solo de Portuguesa sino de varios estados del país, algunos de los cuales recordaron anécdotas vividas con “Don Concho”, entre ellos: Fernando Montenegro, presidente de Anca y Oleica; el empresario René Sosa; Gerardo Mendoza, asesor de Fedecámaras-Lara; y el presidente de Fedecámaras-Portuguesa, Omar El Chumary.

Entre tanto, Martínez en representación del gremio cúpula empresarial resaltó que “más que sentir alegría, hay que enorgullecerse en homenajear a Don Concho, un gran venezolano, un gran gremialista, un gran empresario”.

Como país -acotó- hemos venido cometiendo errores que no nos permiten encontrar de nuevo esa ruta, ese sendero que hombres como Don Concho sembraron, que era la ruta del progreso, el desarrollo sostenido y el bienestar. Creo que nosotros tenemos que buscar referentes en hombres como él, para poder entonces retomar ese camino.

“Don Concho ha sido uno de los mejores dirigentes gremiales que hemos tenido, un hombre que dedicó su vida al fortalecimiento del sistema empresarial y, muy especialmente, al desarrollo y fortalecimiento del campo. Creo que Anca indica que realmente su trabajo fue fructífero para el país, con presencia en 5 estados, atendiendo a más de 15 mil productores; cuatro letras que nos dicen que Venezuela sí tiene futuro, que sí tiene posibilidades”, manifestó Martínez.

-Don Concho tiene que ser un ejemplo a seguir para todos, su pensamiento y obra deben estar cada día más vigentes, porque fue un gran defensor del libre mercado, un gran promotor del desarrollo del campo y de la industria, defensor de las motivaciones al logro, dedicado siempre a mejorar el recurso humano, creyente y defensor de la justicia social, fiel defensor de la democracia que hoy está tan deteriorada y que tenemos que proteger y defender, enfatizó el presidente nacional de Fedecámaras.

Antes de finalizar su discurso, Martínez -al igual que muchos de los presentes- recordó una frase que siempre era utilizada por Concepción Quijada: “el hombre es más importante que la tierra”, eso -dijo- está hoy más vigente que nunca, porque como hombres de esta tierra tenemos que sacar a esta Venezuela adelante, así que sigamos el ejemplo de Don Concho.

Fuente: Última Hora

Pin It on Pinterest

Share This